HISTEROSCOPIA


Procedimiento Ginecológico de gran utilidad
para la salud de la mujer.


JUAN DIEGO VILLEGAS ECHEVERRI, MD, FACOG

Unidad de Laparoscopia Ginecológica Avanzada y Dolor Pélvico
ALGIA


La Histeroscopia es un procedimiento muy útil en la práctica ginecológica actual, ideal para diagnosticar o tratar múltiples condiciones de la salud de la mujer.

Es un procedimiento quirúrgico generalmente ambulatorio (que no requiere hospitalización), que puede realizarse con o sin anestesia, según sea el caso. Consiste en introducir un instrumento muy delgado que está unido a una cámara y que permite ver las imágenes en tiempo real en un monitor de televisión.
Este procedimiento permite realizar una inspección sistemática del cuello del útero por dentro y luego de la cavidad interna de la matriz (o útero).

En la mayoría de los casos es un procedimiento relativamente sencillo, con una tasa muy baja de complicaciones serias y muy poco dolor. Puede no requerir incapacidad, pero cuando la requiere generalmente no supera los 3 o 5 días.

¿Para qué sirve la histeroscopia?

Este procedimiento es útil en el estudio y tratamiento de gran cantidad de condiciones ginecológicas, entre las cuales podemos mencionar:
? Estudio de sangrado uterino anormal
? Biopsia del endometrio, tela interna que recubre el útero.
? Resección de miomas o pólipos, lesiones de la anatomía interna del útero, responsables de sangrados vaginales, dolor, infertilidad o abortos (entre otras).
? Extracción de DIU, dispositivos intrauterinos que pueden tener dificultades en su extracción, porque los hilos están muy cortos, o porque el dispositivo se ha desplazado de su posición inicial.
? Esterilización histeroscópica definitiva (Essure R). Nuevo método definitivo de planificación familiar que consiste en la colocación de un dispositivo irreversible dentro de las trompas de Falopio, el cual se involucra en el tejido y crea una obstrucción definitiva de la luz de las trompas, impidiendo así el embarazo.
? Estudio de la infertilidad o el aborto recurrente en mujeres con dificultad para embarazase.

Cabe resaltar la gran utilidad que ofrece la histeroscopia, ya que permite hacer un diagnóstico certero y si fuere el caso, en el mismo procedimiento también es posible operar para un tratamiento definitivo.

Una histeroscopia se puede realizar sin anestesia en un consultorio, o bajo anestesia general en sala de cirugía. ¿Cuál es la diferencia entre ambos procedimientos?

Los dos procedimientos se usan tanto para diagnóstico como para tratamiento. El lugar elegido para ello depende de cada caso en particular, sin embargo la inmensa mayoría de histeroscopias se realizan en ambiente oficinal, es decir en un consultorio que cuenta con las condiciones necesarias para realizar estos procedimientos terapéuticos, su mayor beneficio es no tener que someter a las pacientes a gastos y riegos adicionales de intervenciones bajo anestesia general. Aproximadamente el 90% de las pacientes toleran adecuadamente el procedimiento sin anestesia, teniendo solo un poco de malestar o cólico durante su realización y no requiere incapacidad.

Las razones más comunes por las cuales no puede realizarse este procedimiento en un consultorio son: dolor excesivo, lesiones muy grandes que no pueden extraerse con instrumentos muy pequeños, cuello uterinos muy estenóticos (cerrados), o pacientes que no quieren someterse a un procedimiento estando despiertas.

Las pacientes que no toleran el procedimiento oficinal, simplemente se reprograman para realizarlo bajo anestesia. La histeroscopia de quirófano es igualmente segura; una vez termina la intervención la paciente pasa a sala de recuperación y debe quedarse ahí hasta estar completamente despierta de la anestesia. Luego puede salir a su casa con fórmula de analgésico ambulatorio, recomendaciones e incapacidad que puede variar entre 1 y 5 días.

El médico tratante decidirá si la paciente puede o no realizarse una histeroscopia, si debe cumplir con algunas condiciones especiales o si previamente debe ser evaluada por otros especialistas. También le indicará los riesgos y cuidados que debe tener, pues cualquier procedimiento invasivo sea de consultorio o bajo anestesia, es susceptible de presentar alguna complicación.

Las pacientes pueden reiniciar sus actividades cotidianas muy pronto después del procedimiento, siempre y cuando sigan correctamente las indicaciones de su especialista.
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn